La revista «Selecciones», el internet de mi infancia.

Mientras depuraba mis closets, en la sección de abajo había una caja de cartón, la arrastré hacía mi, al abrirla para ver que contenía, había entre otras cosas docenas de discos viejos de mi adolescencia y revistas de Selecciones de Reader’s Digest con fechas oscilando entre los 80’s y 90’s, algunas sin pasta, algunas con hojas ya café y ese olor a tiempo, a años, hojas viejas.


Creo que lo que hizo que mi madre las conservara sobre las otras, es que es una revista que la mayoría de los temas que «no pasan de moda», aportan, su contenido es interesante, la redacción es pulcra, mantiene una linea conservadora y promueve los valores familiares.

Al hojearlas sentí que me transporté a la sala donde pasaba el tiempo en mi infancia, como platiqué en otro post, mis juegos con las revistas eran hacer historias en base a los visuales, a las fotografías que encontraba.
Pero la revista Selecciones es menos superficial, cuando ya sabía leer, las hojeaba y las re-hojeaba, algunas ya tenían varios años de antigüedad.

Anuncios como Interceramic, Nivea, Chevrolet y Avon se me quedaron grabadísimos en la memoria.
Mis secciones favoritas eran las anécdotas de comedia «La Risa Remedio Infalible», «Gajes del Oficio», «Así es la vida», las cuales eran colaboraciones del público por las cuales pagaban 75 dlls en 1999.
Además en la contra portada siempre incluían una pintura al parecer de pintores mexicanos (en la versión mexicana).

La revista contenía historias cortas basadas en la vida real, con mensaje de esperanza y valores familiares, al final de cada historia agregaban un dato curioso de cultura general.

Otra de mis secciones favoritas era «Enriquezca su vocabulario», en la primer página había una lista de palabras con cuatro opciones como posible respuesta y en la página de atrás venían las respuestas, eran palabras muy rebuscadas para mi edad, pero era divertido adivinar su significado.


Hace muchos años que dejamos de comprar revistas, pero supongo que aún existe impresa, por supuesto que ya está en versión digital.
https://selecciones.com.mx

Así era mi infancia antes del internet, todo dependía de lo que compraban y leían en mi casa, por eso creo que es muy importante que los padres pongan el ejemplo del camino posible a elegir, cuando éramos niños absorbíamos todo nuestro entorno, por que era lo que conocíamos, nuestro mundo era lo que estaba al alcance en nuestros hogares y repercute en nuestra visión de la vida adulta.

Alguien más las conserva en su casa?
Alguien sigue teniendo subscripción?
Cual era tu sección favorita?



Lilian.

2 Gardiner Place.

Hoy, al igual que hace un año vuelve a nevar en Dublín, algo fuera de lo común en ese país.
Un día como hoy del 2018 era uno de mis últimos días en la ciudad, mi último fin de semana antes de comenzar mis viajes y volver a México, habían cancelado las clases en la escuela, mis últimos tres días en Grafton School, mi contrato en el trabajo había terminado la semana anterior, tenía que terminar unas comisiones de pintura para entregarlas a antes de irme, tenía que recoger mis cosas para dejar el cuarto listo para la siguiente ocupante, mis roomies estaban aburridas y les dí una clase express de acuarela.

Tenía sentimientos encontrados, moría de ganas de iniciar mis viajes en solitario a países desconocidos por mi, moría por regresar a casa y moría por quedarme más tiempo en Dublín, pero las decisiones ya estaban tomadas y el plan hecho.

Espero que algún día el destino me lleve de regreso a esa ciudad que de sentirte no pertenecer al principio, se queda dentro de tí aunque te vayas.


Detrás de esa ventana aprendí muchas cosas, compartí mis días con chicas increíbles, que no hubiera podido pedir mejores compañeras de piso, la hermandad, el respeto, la solidaridad.
Aprendí a no acumular tanto, por que la vida se hace pesada.
Hicimos de esas paredes un dulce hogar, entre nosotras 4 lejos de nuestras familias.

En esa nevada de marzo me sentaba a admirar por la ventana como los colores se habían tornado mas grisáceos de lo normal, azules y tonos fríos.
Me enamoré tanto de mi vista desde el edificio donde vivía, que decidí pintarla en el cuadro mas grande que tengo para ponerla en la pared de mi cuarto en México.

2 Gardiner place, Dublín.

2 Gardiner Place, Dublín.

La Mancha Voraz.

Alguien vió esta película de 1989?, su título original es «The Blob», una plasta pegajosa rosa amorfa que si no mal recuerdo cayó del espacio en un meteorito, se comía las cosas y la gente, horribles efectos especiales, súper chusca!.
Entre mis recuerdos de la infancia hay muchas películas de terror, no sé si las pasaban en el Canal 5 o las rentábamos en el videocentro, en la actualidad es rarísimo que yo vea una película, mucho menos de terror, pero bueno, el caso es que recuerdo haber tenido un sueño que se me quedó grabadísimo.

Les platico, desde que comencé en esto de la pintura he querido descifrar como plasmar las atmósferas de mis sueños en pintura sobre tela, hasta apenas el año pasado se me fueron aclarando algunas ideas sobre las paletas de color, al principio parecía fácil, pero no lo ha sido, no he salido de las primeras 7, creo que está sería la primera terminada que, mas o menos me ha convencido, después de cambiarle los colores unas 8 veces sin exagerar.

El sueño:

Tenía muchos sueños recurrentes donde el escenario era la primaria, (estudié en la Melchor Ocampo), los colores mostaza son muy representativos para mí sobre ella. Es muy gracioso pero en esa ocasión me encontraba en clase casi al atardecer, cuando de pronto teníamos que evacuar la escuela por «La Mancha Voraz», esa gel rosada pegajosa semi transparente nos seguía detrás del autobús amarillo escolar por todo el Blv. 18 de marzo, uno de mis sueños mas iconicos!, no sentía miedo, me sentía en una película donde sabes que la vas a librar.


Sueños de la infancia.

Recuerdo el silencio de mi casa en las mañanas de vacaciones de invierno de mi infancia por los 90’s, dejaba las Barbies por un lado y me sentaba frente un viejo librero que había en la sala para sacar libros y revistas de mi madre y mi abuela, me daba curiosidad descubrir que mundos se escondían entre esas páginas.

Revistas como Cosmopolitan, Vanidades, Eres, Cristina, Selecciones de Readers Digest, etc. me llamaban la atención por sus fotos, mi juego favorito consistía en crear una historia en base al orden de las fotografías, de pronto estaba viajando en una carretera con vista de anochecer, después llegaba a una playa y contemplaba el atardecer, toda la ropa de las modelos, accesorios, zapatos y maquillaje eran míos, los autos que anunciaban yo los manejaba, pero más que nada los paisajes era lo que mas se me quedaban grabados en la mente, lo que más disfrutaba del juego.


Las atmósferas de los lugares me incitaban a viajar en la mente, con la imaginación, de pronto ya no estaba en la sala de mi casa, de repente escuchaba las olas del mar, el ruido de las aves, sentía el calor del sol, o aparecía en un paisaje de montañas, un día soleado, con aire frio, sentía el silencio y la paz, contemplaba la nieve sobres las montañas grises, siempre viajaba y viajaba.

Lo aún más interesante es que de noche los viajes volvían en forma de sueños, siempre he tenido sueños muy surreales, pero la clase de sueño más recurrente de toda mi vida han consistido en atmósferas o bajo contextos de viaje, desde que tengo uso de razón, en mis sueños me encuentro explorando, nunca siento miedo, siento adrenalina y curiosidad, siento paz, no importa si a veces me encuentro en ellos sola o con más gente.

A veces estoy en la playa, a veces estoy entre inmensas ruinas arqueológicas, aveces en una carretera en medio del mar, a veces en un festival de música, aveces en un pueblo colonial que no existe o es la mezcla de varios, a veces volando en globo aerostático sobre el continente americano, a veces los sueños pasan a ser más surreales.
Pero siempre estoy en un contexto de aventura, de una necesidad de descubrir.

Uno de los sueños de mi infancia que jamás olvidaré y después subiré una pintura inspirada en el, mientras anochecía, entre las luces azules de la atmósfera viajaba por una carretera con mis tíos y primos, me sentía relajada y admiraba por la ventana como había un mar de lado a lado de la carretera sin barandales, en donde delfines brincaban sutilmente en la lejanía, el año pasado en Islandia encontré una carretera que cruzaba por en medio de una laguna y no pude evitar pararme a tomar fotos y contemplarlo, encontré un escenario similar al de mi sueño aunque los colores no coincidían.
No fué hasta mi viaje a Turquía cuando corrí hacia el malecón del Bósforo a contemplar el atardecer, y los colores y la atmósfera le daban esos tintes azules oníricos de aquel sueño.

ISLANDIA
ESTAMBUL


En otro sueño de no hace muchos años aparecía en Marruecos, yo estaba sola, pero no sentía miedo, sentía mucha curiosidad y ganas de explorar, todo era en tonos tierra rojizo, había pequeños locales y poca gente, era muy temprano supongo. Yo no recuerdo haber investigado o haber escuchado algo de Marruecos, pero en dos ocasiones soñé que estaba ahí por eso se me metió la idea de visitarlo.
El año pasado lo elegí como primer destino de mis trips, y si, era la misma atmósfera de mi sueño, los tonos rojizos, el ambiente de pequeños locales con cosas curiosas.
Por un error de la aplicación donde compré mis vuelos tuve que pasar una noche más, en Fes, otra ciudad de Marruecos antes de viajar a Portugal, me hospedé dentro de la vieja ciudad amurallada, al día siguiente por la mañana salí a buscar algo de desayunar, eran las 8 am, pero la mayoría de los puestos estaban cerrados, la zona era como un laberinto, había poca gente y todo parecía ser un mundo desconocido pero a la vez sentí que ya lo había vivido, estaba en el mismo contexto de aquel viejo sueño, igual, no sentía miedo, estaba sola, pero sentía una adrenalina por descubrir cada centímetro.

FES, MARRUECOS.

Tenemos todos dos vidas: La verdadera, que es la que soñamos en la infancia, y que continuamos soñando, adultos en un sustrato de niebla; y la falsa, que es la que vivimos en convivencia con otros, que es la práctica, la útil, aquella en la que terminan metiéndonos en un cajón.
En la otra no hay féretros ni muertes, hay solo ilustraciones de infancia: Grandes libros coloridos, para ver y no leer; Grandes páginas de colores para recordar más tarde. En la otra somos nosotros, En la otra vivimos; En esta morimos, que es lo que quiere decir vivir; En este momento, por la náusea, vivo en la otra…




Fragmento de «Dactilografía» de Fernando Pessoa

A veces me preguntan que si no me daba miedo andar sola o perderme por aquellos lugares, pero no, siento que me es familiar esa sensación de descubrir lo desconocido en el contexto de viaje, es como si mis sueños me hubieran entrenado para eso, nunca me ha dió miedo perderme, nunca me intimidó no conocer a nadie en otra ciudad o país, no me dió miedo por que no me sentí sola, siempre estaba rodeada de gente, y esas personas y lugares son como esos libros del estante que tienen cientos de páginas que quiero explorar y descubrir.

Moda Sostenible como filosofía de vida.

El pasado domingo llevamos a cabo una venta de garage colectiva, «Bazear mi closet», mas de 34 participantes y decenas de personas aún quedaron interesadas en participar por si organizábamos una segunda edición.


Los bazares no son nada nuevo, en mi ciudad existen los «tianguis», pero en lo personal no siento una atmósfera segura tanto como vendedora como compradora, es por eso que decidimos organizar uno por nuestra cuenta, este tipo de eventos son populares también en ciudades grandes, entre los participantes se compran, venden e intercambian ropa.

Uno de los objetivos es darle una segunda oportunidad a esos artículos que compramos alguna vez, pero usamos pocas veces, están en buenas condiciones, pero sabemos que ya no lo usaremos y tal vez a alguien más le pueda encantar y pueda ser parte de su closet, apostarle al «slow fashion».


Comprar ropa vintage o de segunda mano es una de las opciones para oponernos al «fast fashion» o moda industrializada, esas enormes cadenas de ropa que producen masivamente lo que está en auge pero no ofrecen un pago justo a sus trabajadores, los cuales además trabajan en condiciones inseguras, el proceso o los materiales dañan al medio ambiente, o sea, ropa que no es producida éticamente.

Para muchos hombres y mujeres la ropa es parte de nuestra identidad, el estilo dice quien somos, habla de cómo vemos al mundo y la vida. Pero hay que tomar la responsabilidad, ver más allá, consientizarnos, informarnos, investigar, preguntar ¿a quién estamos perjudicando con esto?, ¿qué tanto nos está afectando el consumismo?



Algunas de las medidas que yo he adoptado en lo personal para evitar caer en el consumismo y desperdiciar mi dinero en «moda desechable»:

– Adopté un estilo más clásico, básico, una paleta de colores similar, para que «todo» combine con «todo».
Algo que aprendí en los 8 meses que pasé fuera de México es que con mis escasos 8-10 outfits simplificaba mis mañanas, todo combinaba con todo, no tardaba tiempo en elegir lo que me iba a poner, solo me ponía lo que encontraba limpio.

– Busco que el material sea de calidad para que aguante varios años.
Si, la calidad es algo cara, pero trato de buscar en el área de clearance, y aprovecho las ofertas, lo veo como inversión por que es algo que usaré regularmente el mayor tiempo posible.

– Si en un año ya no se verá bien, NO lo compro.
Evito comprar prendas muy muy de BOOM, de esas llamativas que todos traen en este momento, todas quieren una, pero unos meses pasan a ser refundidas en el último cajón y no vuelven a ver la luz.

– Evito comprar por impulso, si se “ve muy bonito” pero no va conmigo no lo compro, otra cosa que aprendí en esos meses fuera, como el espacio del closet era bastante reducido, aprendí a no comprar por inercia, por que no iba a caber ni en el closet ni en mi maleta.
Hasta hace algún tiempo, no podía regresarme con las manos vacías de McAllen, pero al llegar a mi casa sentía una incomodidad de haber desperdiciado mi dinero en algo que no necesitaba y no me encantaba tanto.

– Evito comprar en cadenas como Zara, Bershka, Forever 21, H&M, etc.
no profundizaré en el tema, pero tienen fama de ser poco sustentable, producir masivamente de manera no ética.

– Evito acumular por que soy bastante desordenada, intento solo quedarme con lo que me hace feliz, con lo que tengo conexión, lo que me hace sentir YO, el caos y las cosas que no nos hacen sentir bien generan ansiedad.

También podemos fabricar nuestra propia ropa si sabemos usar la maquina de coser o si conocemos alguna buena señora que se dedique a la confección o comprarle a diseñadores independientes.


INSPIRACIÓN
Series en Netflix como «Minimalism» nos hace reflexionar sobre lo que realmente nos hace libres y felices, el menos es más, «The true cost» habla sobre quien está pagando el precio de la ropa barata, miles de personas son explotadas y mal pagadas mientras hacen tu blazer de 19 dlls, libros como «La magia del orden» que nos inspira a depurar nuestros espacios, o Zen Habits de Leo Babauta te motiva a ir más allá y simplificar hasta tus pensamientos, solo por mencionar algunas fuentes de inspiración.



Vianey es una amiga de Monterrey tiene un método que consiste en solo usar 15 prendas por temporada y combinarlas durante los 3 meses, me encanta el concepto, pero siento que no podría hacer eso con estos climas extremos.
Les dejo su instagram donde encontrarás su proyecto 15×3:
https://www.instagram.com/_vianeygutierrez/

Déjame tu opinión.


¿Que otro método agregarías para evitar caer en el consumismo?

Unfriending, deshacerte de falsos amigos y quitarte un peso de encima.


En la vida vamos conocer un montón de gente que terminarán convirtiéndose en amigos, compartirás momentos, risas, viajes, conciertos, pero con el tiempo, algunos demostrarán que eran reales y otros que nunca lo fueron.

Conforme creces la burbuja rosa de la amistad ser revienta, las cosas no son como parecen, la gente no es lo que parecía ser, no son quienes decían ser, te das cuenta de lo que la gente es capaz de hacer movidos por dinero, envidia, yo que sé, no los juzgo, no se por lo que han pasado hasta convertirse en lo que son, pero no por eso no hay que quedarse callado con los brazos cruzados mientras intentan afectarte a tus espaldas.

Enfrentar a alguien que intentó hacerte daño puede ser difícil para alguien que no busca problemas ni involucrarse chismes, pero como por ahí leí, lo que no decimos se acumula en el cuerpo, se convierte en insomnio, insatisfacción, nudos en la garganta, dolor de cabeza, etc.

Y si, enfrentar y decir lo que se tiene que decir, es una de las experiencias mas liberadoras, satisfactorias y gratificantes que se pueden experimentar, es volver a sentir todo bajo control, tener la consciencia tranquila, la mente limpia, quitarse un peso de encima, tener PAZ MENTAL.

La «amistad» de algunos se basa en la mentira, en la doble vida, una vida inventada que solo ellos se creen, la doble cara, en la hipocresía, el chisme, los inventos y la traición.
Cuando son descubiertos, cuando el teatro se cae, la verdad sale a la luz, tal vez piensen que no serás capaz de enfrentarlos, al ser enfrentados generalmente tomarán un papel de víctima, de ofendidos.

El AMOR PROPIO nos salva.

Amor propio es identificar cuál de nuestras «amistades» nos está intoxicando con sus acciones, quién es el lobo disfrazado de oveja, a veces la intuición no se equivoca.
La sonrisa falsa, las palabras que esconden mala vibración, la amistad falsa es peor que un enemigo.
Amor propio es tener el valor de enfrentarlos civilizadamente, hacerles ver el error qué cometieron y que no estás dispuesto a hacer como si nada pasara.
Es respetarte a ti mismo tanto que no podrás permitirte que alguien te haga daño.
Amor propio es solo permitirte rodearte de gente que aporta buena vibra, gente real, auténtica, honesta.

El tiempo te dará la razón, tal vez, después te los encuentres en los pasillos del supermercado, bajarán la mirada y te sacarán la vuelta, se alejarán del circulo de tus amigos por si solos, se cambiarán de silla en un restaurante para no verte a la cara, preguntarán a terceros si vas a asistir a una reunión para no ir, o dejarán un lugar tan pronto te ven.
Y tú tendrás la conciencia tranquila, sin nudos en el pecho, ni cuentas pendientes, ahora ellos están donde pertenecen, fuera de tu vida.

🎶 Friend of Mine – Lily Allen






La «P***** india».

«¿Te gustaría que alguien con las características de Yalitza para tu hija o padre de tus nietos?? por lo menos a mi es obvio que NO»,
le preguntaron a mi madre en un meme que compartí de Sergio Goyri, me quede de WTF con la perspectiva de la gente? que pedo con el elitismo?, esa persona claramente aprobaba las palabras de dicho actor acerca de Yalitza, «pinche india».


Por que el odio y el racismo?
Que tiene de malo ser indígena?, que te hace sentir superior y verlos como no dignos de ser famosos? no «dignos de ti»? no nos vemos en un espejo?, Yo si alcanzo a distinguir mis raíces indigenas en mi rostro.


La misma persona me cuestionó como si yo no fuera capaz de fijarme en alguien así.
Y qué? si encuentro al amor de mi vida en un indígena Huichol, el mas caballeroso, poeta, escritor, intelectual, inteligente y con sentido del humor?

Nada nuevo decir que el éxito de Yalitza ha sacado lo peor de algunos mexicanos.
Munchos mexicanos no ven que en otros países caucásicos (excepto E.U.A), a esa misma gente «blanca» que tanto idealizan, ven a las culturas mexicanas como lo más místico e interesante, los rasgos indigenas les parecen atractivos, la piel morena les encanta.

Me da pena que mucha gente exponga sus complejos e inseguridades de una forma tan inmadura y ridícula, se me hace bastante patético hacerle el feo a una persona por como se ve, y se me hace aun más una falta de criterio y baja calidad humana ofenderlos cuando su opinión no fue requerida.

Que «no estudió actuación», que «fue suerte», que «no lo merece» que «no se merece las nominaciones», que «por que está en Vogue si es morenita», neta es como que: WEY TE ESTÁN PIDIENDO DINERO A TI?, ERES FELIZ?, COMO VAN CON SU AMOR PROPIO?, TE GUSTA TU VIDA?.


Como dicen por ahí, «si el mundo fuera ciego a cuantos impresionarías?»

Cabe mencionar que nunca terminé de ver ROMA por que se me dificulta ver películas, rara vez veo una, pero sin conocer su actuación, sin conocerla a ella en persona, me parece «chingón» que esté viviendo estas experiencias de ensueño que tal vez nunca imaginó.

Ojalá que Yalitza se gane el Oscar, ojalá que el éxito le dure toda la vida.

Reflexiones en San Valentín

Recuerdo esos días de la juventud, en mi adolescencia, cuando comenzaba a tener novio, se acercaba el catorce de febrero y era una adrenalina buscar el regalo, o mínimo hacer algo «handmade» creativo con mucho glitter, letras grandes, en rojo y rosa, fotos o globos y a última hora envolviendo el regalo.

O sea realmente regalaba algo que me gustaría que me regalaran a mi, en que cabeza cabe que a los hombres con novia les gusta el glitter y toda esa cursilería que nos nacía del corazón adolescente? hay algunos que si?

Después tuve un novio que fría e inescrupulosamente me cortó días antes del catorce de febrero, obviamente por que no tenía intenciones de comprarme un regalo, pero en vez de aceptarlo, me dijo que mejor como amigos, al día siguiente me buscó como si nada, y si, no me había comprado nada, ahora me da risa, pero en ese momento me partió el corazón y me abrió los ojos de que estaba perdiendo mi tiempo.

Después en una relación  distancia, esos días festivos marcados por el calendario dejaron de tener validez y solo eran importantes los días que nos veíamos.

En fin, no tengo nada en contra del día, se me hace padre que alguien te regale flores, te invite al cine, o a cenar, te regalen dulces, tarjetas, chocolates etc.

Mi conflicto es que mientras manejo por las calles, veo en las esquinas y afuera de las florerías esos peluches envueltos en celofán de corazones y esos globos de piolín en un corazón rojo intenso, ¿que hacen con esos peluches con celofán de corazones en marzo? y todos esos adornos rojo con rosa (me causa un conflicto la combinación), obviamente se deja de ver padre por automático desde el 15 de febrero no?, son como los adornos de navidad, después de navidad ya  no se ven padres, y no hablemos del precio, que de seguro con lo del arreglo te compras un vuelo redondo.

En fin, espero que la hayan pasado bonito, con tu pareja, tu familia, tus amigos, tu perro o contigo mismo, el amor propio también cuenta.